Categorías
Para levantamiento de capital y fondeo

Esteroides para tu primer encuentro con inversionistas de VC

Tu primer acercamiento con un posible inversionista es muy importante y en muchas ocasiones este puede no salir como querías por desconocimiento o falta de preparación. Encuentra aquí consejos muy útiles e importantes que nuestra Managing Partner, Jana Boltvinik, comparte contigo para que tomes en cuenta al realizar estas interacciones

Consejo 1: Que tu tía Josefina lo entienda

Parece increíble. Pero no es raro que suceda que en los pitches de los emprendedores, después de varios minutos de la presentación, aún no es claro lo que la empresa hace, ¿qué problema resuelve? ¿quién es su cliente y cómo va a hacer dinero?

En pocas palabras. Antes de pichar tu negocio a un posible inversionista asegúrate de que tienes una narrativa básica, clara y concisa que hasta tu hijo adolescente y tu tía Josefina sean capaces de entender. De preferencia, esta explicación debe formar parte de las primeras diapositivas de tu presentación.

Consejo 2: 1 de 20 y no más…

Es la primera vez que interactuamos y si logramos engancharnos van a venir muchas más pláticas e intercambios de información. En este sentido, no es necesario que la primera vez el deck tenga más de 15-20 diapositivas. Toma en cuenta el tiempo del inversionista y su spam de atención. Sobre todo ahora que interactuamos por zoom, en el momento que compartes la presentación es posible que el inversionista pueda ver cuántas diapositivas tiene. Si tú nos has llegado a la explicación concisa de tu proyecto y vas en la diapositiva 11 de 50, es posible que tu interlocutor pierda un poco la paciencia y la atención. En situaciones extremas, nos exponemos a que nos cierren la cámara y se pongan a checar su mail.  

En resumen. Lo mejor es presentarte a tu primer pitch con una presentación de entre 15 y 20 diapositivas que incluyan lo más relevante de tu empresa, el mercado en el que opera, cuál es el modelo de negocio, unit economics y life time value, cómo se compone el equipo y quiénes son los fundadores, quién es la competencia y cuáles son los casos de éxito en otros países, tracción reciente y planes de crecimiento, financieros básicos y qué estás levantando. El uso de los fondos y a dónde te va a llevar este levantamiento es sin duda otro punto muy importante a incluir. Sin embargo, todo esto no es más que un mínimo básico del tipo de deck del que los inversionistas de VC han visto miles. Hay que meterle esteroides…

Consejo 3: Lo que realmente busca tu interlocutor

Una vez que estamos seguros de que Josefina lo entiende y que incluye la información básica que todo pitch debe incluir en esas 15 a 20 diapositivas, debemos irnos al subtexto o al verdadero hilo conductor de nuestra narrativa. Tenemos entre 45 y 60 minutos no sólo para mantener la atención de las personas que están del otro lado de la pantalla sino para convencerlas de que vale la pena tener una segunda reunión o que nos tomen en cuentan dentro de su dealflow relevante…¿Cómo lo logramos?

Ponte en los zapatos de tu interlocutor. En primer lugar, tienes que convencerlo de que tu empresa es un negocio apto para VC, es decir que tiene la capacidad de multiplicarse por diez o más veces. Piensa que el inversionista si considera invertir, estará pensando en cómo se verá tu empresa hacia la siguiente ronda, ¿cuánto habrá crecido? ¿en cuánto tiempo? ¿a dónde la llevó el dinero que le invirtió hoy? Por ejemplo, de poco o nada sirven las típicas diapositivas que con porcentajes indican que el dinero se repartirá en capital de trabajo, marketing y tecnología, si no logra emocionar a los inversionistas de que tu negocio tiene el potencial de alcanzar una posición relevante en el sector al que pertenece.  Por demás importante y que no podemos dejar de lado son las opciones de salida para mi empresa, punto extra para el que picha desde el día uno sabiendo qué opciones de salida tiene.

Si estoy en un momento en que aún no tengo el equipo para escalar mi negocio, le debe quedar claro a mi audiencia que tengo la capacidad para reclutarlo y que conozco el perfil que necesito para llegar a la cima. En términos de equipo también, difícil pero se puede transmitir a través de una pantalla que existe la pasión suficiente como para enfrentar todos los retos que implica emprender y que vamos a liderar nuestra empresa con los valores por delante.

En pocas palabras. Debemos tener un deck básico y bien hecho con los contenidos de cajón, pero tratando de llevarlos a la segunda derivada para demostrar que tu negocio tiene el potencial de retornos atractivo para un VC y sobre todo cuenta con el equipo adecuado para crecerlo. Muy importante es que estén varios de los fundadores.

Finalmente…

Consejo 4: me afectó o me aceleró, pero algo me hizo el COVID y hay que mencionarlo

Llevamos más de 100 días encerrados hay un centenar de artículos de cómo el mundo no volverá a ser el mismo y ¿el deck sigue siendo el mismo? Se antoja imposible, incluso irresponsable.

Un buen deck hoy en día debe incorporar las oportunidades y retos que nos impone la nueva normalidad post pandemia. Un escenario financiero conservador que incorpore la posibilidad de crecimientos lentos, con flujos de caja positivos y de preferencia llegando a punto de equilibrio. Hay que hacerle saber a nuestros interlocutores, que estamos al tanto de los posibles retrasos en el levantamiento de capital y que estamos preparados para enfrentarlos.

Con lo difícil que se han puesto los tiempos, hoy más que nunca es importante que pichemos con esteroides para afinar la puntería y que nuestros tiros sean de precisión.